jueves, 14 de marzo de 2013

Ley de Bronce

200px-David_ricardoHace mucho tiempo, allá por el siglo XIX, existía un economista inglés de gran éxito y reputación llamado David Ricardo. Este economista, considerado uno de los padres de la Economía Clásica proviene de una época que la gente de nuestros días considera anticuada y con ello mucho del conocimiento atesorado de aquellos días lo consideramos inválido. Pues bien, este anticuado economista escribió la Ley de Hierro de los Salarios. Mas tarde fue rebautizada por otro economista como la Ley de Bronce, por el hecho de que lo escrito en bronce es para siempre (qué curioso).


Ese escrito fue redactado para explicar por qué los salarios tienden a bajar hasta un nivel que tan solo permita la subsistencia cuando el campesinado de aquella época se desplazaba a otras zonas por no poder trabajar en las fértiles y cercanas por estar ya ocupadas. Por supuesto, aquellas lejanas y no tan fértiles tierras sólo proporcionaban a los trabajadores un nivel de subsistencia pero arrastraban vía competitividad a los salarios de los que trabajaban en cualquier otro lugar. Esta situación no sólo concernía a la producción agrícola. Los trabajadores de la producción industrial también sufría de esta situación. No sé la razón, pero cuanto más avanza el texto, más me pregunto si Ricardo aún vive.


Cuando David Ricardo habla de un salario de subsistencia, no habla en ningún momento de “sólo comer”. Ricardo, amplía este concepto más allá y lo liga a las condiciones socioeconómicas del momento histórico. Hablaba de un salario que no permita una acumulación, un ahorro que a la larga pueda convertirse en un negocio o que permita al trabajador ponerse en huelga. En la época moderna y digital que vivimos, comprendo que este salario nos debe dar lo justo para tener un techo, comida, ropa, una tele de plasma (como esas que se compran los parados según el PP) para estar entretenido y algún que otro capricho tecnológico que nos haga socialmente felices. Y otro asunto importante. Tiene que permitir tener descendencia. Todo esto, cada vez me va sonando más familiar. ¡Ah!, se me olvidaba, en el salario de subsistencia de Ricardo computa toda la unidad familiar junta.


Como os habréis dado cuenta ya, esta Ley de Bronce ha tenido sus mas y sus menos. Las generaciones han venido históricamente viviendo mejor que las anteriores. ¿Seguro? Parece que eso está claro en la segunda mitad del siglo XX, pero en periodos anteriores y en la actualidad no está tan claro y no olvidemos las condiciones socioeconómicas de los diferentes momentos. Puede ser comparable comprarse un Iphone hoy con un instrumento musical hace siglo y medio.


 Como hemos dicho antes, parece que la Ley de Bronce no fue tan rígida en la segunda mitad del siglo XX y que muchos escaparon de sus efectos debido a la lucha de clases y la amenaza de un movimiento obrero fuerte y organizado que dio lugar a Estados Sociales del Bienestar y derechos laborales. Pero.... el trabajador moderno no cree en soluciones anticuadas y del siglo pasado como unirse, organizarse y dar la cara....


 En cambio.... ¿renunciará el empresario a aplicarte un salario de subsistencia porque es una medida anticuada?

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

CSC

FSM

Copyright © Sección Sindical de la CSC en Ayesa AT Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger