lunes, 19 de enero de 2015

Los verdaderos responsables de las decisiones de AYESA AT no somos los trabajadores

Ya os informábamos en el anterior comunicado sobre el escándalo político que ha saltado en el país andino, referente a ciertos contratos obtenidos por la filial peruana de AYESA. Continuando con el asunto, queremos daros una perspectiva de cómo pueden afectar las decisiones de la dirección de AYESA en los trabajadores de AYESA AT, no solo en Perú, independientemente de la veracidad o no de las noticias aparecidas en la prensa en estos días.

Nos inquieta enormemente, como trabajadores, no solo la repercusión que pueda tener en el futuro de la empresa sino que, al apuntar a un trabajador como responsable directo – cuando todos en esta empresa sabemos que los gerentes y mandos intermedios son unos peones más en el tablero que se limitan a cumplir las directrices de los dueños de la empresa (familia Manzanares, Junta de Andalucía, ENDESA y CaixaBank) –, se le está traspasando la responsabilidad de decisiones impuestas por las altas instancias, para satisfacer los intereses de los dueños AYESA AT.

Pero lo que realmente nos preocupa son las condiciones en las que están yendo los trabajadores de AYESA a representar a la empresa en otros países ya que, por cumplir órdenes superiores, se están exponiendo a situaciones en las que quedarían comprometidos por cumplir esas directrices. El trabajador se encuentra muchas veces entre la espada y la pared, en el dilema de cumplir con la ley o con las órdenes que le son transmitidas, incluso siendo conscientes de que se pudiera estar cometiendo alguna irregularidad. Como ya os hemos informado en otras ocasiones, en los juzgados, la empresa descarga en los responsables todo el peso de las decisiones sobre el desarrollo de los proyectos, para así desprenderse de su responsabilidad ante la Justicia.

Estas actitudes chocan de frente con los cantos de sirena y las palabras trasladadas a mandos intermedios y gerentes en fechas pasadas por parte del nuevo Director General de la rama de Consultoría de AYESA, J. A. Gorostiza, en las que prometía nuevos aires en las relaciones laborales. Sin embargo, la realidad refleja que existen nuevas caras pero viejos vicios. Se les señala a éstos como únicos responsables de las decisiones que les transmite la Dirección dejándolos, en la práctica, desprotegidos ante una situación como la que ha ocurrido, por ejemplo, en Perú.

Y es que la realidad es muy tozuda y, por muchas promesas vertidas, los intereses de la empresa y de sus dueños están por encima de las intenciones mostradas en "charlas motivacionales".

La Coordinadora Sindical de Clase está para defender los intereses de la clase trabajadora, independientemente del cargo que ocupen. Este compromiso – real y demostrado en la práctica – lo pueden certificar trabajadores de todos los escalafones a los que hemos asistido y asesorado, sin mirar qué intereses han defendido en su momento. Los trabajadores, independientemente del lugar que ocupemos dentro de la organización, en la actualidad no somos dueños de nuestro destino y, para llevar un salario a casa y a nuestras familias, estamos obligados a vender nuestra fuerza de trabajo. Por lo tanto, estamos supeditados a cumplir unas órdenes si queremos conservar nuestro puesto de trabajo y, por eso, entendemos sus miedos y preocupaciones. Órdenes que, como en el caso del compañero en Perú, incluso podría poner en un compromiso al trabajador ante la Justicia extranjera.

Por todo ello, hacemos un llamamiento a todos los mandos intermedios a que se unan a sus compañeros en la lucha por la defensa de los intereses de todos los trabajadores para que, unidos y organizados como clase, podamos conquistar avances para todos. Unidos y organizados se puede sentir el respaldo de la organización y de la solidaridad de clase.


Sección Sindical de la Coordinadora Sindical de Clase (C.S.C.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

CSC

FSM

Copyright © Sección Sindical de la CSC en Ayesa AT Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger