viernes, 31 de julio de 2015

Las mentiras del sueño latinoamericano

El pasado lunes 20 de julio de 2015 fue despedida de manera disciplinaria la compañera Gloria G. en la oficina de Madrid. Esta compañera llevaba menos de un año en la empresa pero tiene una dilatada experiencia profesional en SAP —tecnología que la Presidenta de AYESA AT presenta como buque insignia de la compañía, especialmente en Latinoamérica—. En concreto, los últimos años los había dedicado a la formación en SAP de trabajadores, talento por el cual había sido contratada en la empresa, con el objetivo de fortalecer el conocimiento de nuestros compañeros en esta tecnología.
La primera sorpresa le llegó a nuestra compañera cuando le contaron, en el avión de camino a Quito, que antes de formar a una serie de equipos en Latinoamérica para afianzar esa supuesta gran apuesta de Ayesa AT por SAP, tenía que atender unas necesidades de un proyecto “temporalmente”. Ésta resultó ser, al final, su única tarea en la empresa.
Las sorpresas continuaron cuando le presentaron a su equipo de trabajo y pudo comprobar que la mayoría no tenía una experiencia superior a dieciocho meses y claro, esta deficiencia en formación y experiencia la tenían que superar con jornadas maratonianas (incluidos los fines de semana). Como todos suponemos, esa realidad tuvo sus efectos en el resultado del proyecto y provocaba continuas quejas del cliente.
Sus problemas empezaron en la empresa cuando -después de llevar en Quito desde octubre de 2014- quiso disfrutar de sus vacaciones de navidad para volver a España y visitar a su familia. En este sentido, se vio sometida al más que frecuente silencio por parte de todos sus responsables sin poder gozar de su derecho a vacaciones. Estas prácticas ya son conocidas por nosotros, pero os podéis imaginar cómo se puede amplificar el sentimiento de impotencia y frustración cuando ocurren a miles de kilómetros de tu casa, lejos de tu familia y tu país, totalmente aislado… viviendo ese “gran sueño Latinoamericano” que únicamente vive la Dirección de AYESA.
Más aún, estos problemas también van acompañados de problemas económicos, como promesas incumplidas, gastos de viajes impagados, pago de la fianza del alquiler por parte del empleado por no cumplir el contrato, debido a una salida repentina del proyecto, etc.
Y al final, como ya conocéis, todo desemboca en la nueva táctica que está empleando la Empresa en cuestión de despido: realizar un despido disciplinario por un supuesto bajo rendimiento voluntario, como el de la otra compañera, también de SAP, que despidieron a final de junio y que lo único que persigue es despedir al trabajador sin un duro; es la implementación del despido libre y gratuito versión AYESA. Este es el proyecto que le resultaba tan “estimulante” e “ilusionante” al Director General de Ayesa AT, J. Alonso, en el pasado mes de mayo y ese es el premio que se lleva una trabajadora que ha realizado jornadas interminables, que ha hecho el esfuerzo de desplazarse a miles de kilómetros de su país y de sus seres queridos y que ha trabajado desempeñando unas funciones diferentes a aquellas por las que fue contratada: El despido disciplinario por “disminución voluntaria y continuada de rendimiento” y por “falta de implicación”, no dudando AYESA AT no sólo en despedir injustamente a la trabajadora, sino además insultándola. Esa parece ser la nueva política de empleo de AYESA AT, vergonzosamente aceptada por la Junta de Andalucía.
Compañeras y compañeros, esta es la realidad de la Empresa, que dispensa un trato inhumano e inaceptable a los trabajadores y cuya política se reduce a despedir sin justificación alguna, contratar con condiciones paupérrimas e incrementar la precariedad al máximo. Esta realidad de la Empresa contra sus trabajadores, unido a noticias que han aparecido en la prensa sobre supuestas actuaciones empresariales, están contribuyendo al desprestigio de la Empresa que desde que AYESA entró en el accionariado es cada vez mayor.
Desde la Coordinadora Sindical de Clase (C.S.C.) queremos denunciar que si no es por la compañera, que avisó al delegado sindical de CSC para que la asesorara y por el trabajo de nuestro delegado sindical en Madrid, la empresa nuevamente nos hubiera ocultado esa carta de despido, como viene haciendo habitualmente en los despidos disciplinarios. Asimismo, desde CSC rechazamos de plano la política de la Empresa y rechazamos de plano todos los despidos.
Los trabajadores de AYESA AT, con esta nueva vuelta de tuerca por parte de la dirección de la empresa, debemos ver que ya no podemos ni siquiera esperar a nuestro despido como opción de salida digna porque lo que pretende AYESA con esta medida es ahorrarse incluso la indemnización de 20 días por año trabajado, dejando a los trabajadores en la calle con una mano delante y otra detrás. Aún sabiendo que esta forma de despido es totalmente irregular, la dirección de AYESA juega con que los juzgados están saturados y están resolviendo estos conflictos en un plazo de un año o dos. Desde la Coordinadora Sindical de Clase (C.S.C.) siempre hemos dicho que todas las herramientas del Estado – como las leyes y reformas laborales que nos aplican así como los juzgados que tienen la obligación de ejecutarlas – juegan a favor de los empresarios. Únicamente los trabajadores organizados y en lucha podemos poner fin a esta situación de agresión e injusticia. La lucha, la huelga, es la única forma de que la Empresa respete a los trabajadores. El respeto y la dignidad no caen del cielo sino que se conquistan luchando y respondiendo con la misma determinación y fortaleza con la que nos agreden.

Sección Sindical de la Coordinadora Sindical de Clase (C.S.C.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

CSC

FSM

Copyright © Sección Sindical de la CSC en Ayesa AT Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger