lunes, 17 de diciembre de 2018

SEGÚN LA EMPRESA DEBEMOS COMPETIR, ¿QUÉ NOS ESTÁN DICIENDO?

El pasado mes de noviembre el Departamento de Comunicación Corporativa y la Dirección General Corporativa sacaron a la luz el número 38 de la revista Ingenio. En dicho número, en su página 3, hay un artículo de la Presidencia titulado "Competir", en el que se lanza la arenga ideológica a la plantilla y, trazando una analogía entre el mundo del fútbol y el empresarial, llega a la conclusión de que los trabajadores debemos competir al máximo. Competir, pero, ¿contra quién?
 
En las cuentas anuales de 2017 de AYESA AT, las últimas que tenemos, AYESA AT participaba con otras empresas en unas 30 utes. Ha colaborado con empresas como EVERIS, Informática El Corte Inglés, ACCENTURE, GUADALTEL, TECNOCOM y CAYMASA (hoy INDRA), CLEVER, INDRA SISTEMAS, etcétera, demostrándose que entre ellas no sólo no compiten, sino que se unen.
 
Por otro lado, existe la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) que "agrupa a las principales firmas de consultoría en dirección y organización de empresas y de tecnología de información y comunicación (TIC) en España". Esta organización patronal es miembro de la Federación Europea de Asociaciones de Consultoría (FEACO), tal y como expresa en su web https://bit.ly/2SEzITN. Nuevamente, comprobamos que las Empresas, lejos de competir, se unen también para defender sus intereses como clase social en organizaciones empresariales, que suelen estar dirigidas por exministros, como, por ejemplo, la AEC, cuya Presidenta actual es Elena Salgado, exministra del PSOE, y antes fue Manuel Pimentel, exministro del PP, en un claro ejemplo de que las patronales, al igual que los consejos de administración de las empresas, constituyen unas de esas puertas giratorias donde políticos nefastos para el Pueblo que han hecho las políticas ordenadas por las Empresas tienen retiros dorados.
 
Lejos de la competencia, la realidad y los hechos muestran un auténtico escenario podrido, abonado para que la corrupción fluya y se prolifere. Es más, en la prensa nos topamos con noticias como esta https://bit.ly/2PwE6Co que señala:
 
"Pese a que la testifical de Pérez fue mucho menos incendiaria de lo esperado, sí alimenta los indicios de que las empresas Typsa y Ayesa pudieron haber realizado trabajos ligados al circuito antes de que fuese ni siquiera convocado el concurso para su diseño. Esto indicaría que la adjudicación posterior fue amañada (prevaricación) y pudo haber malversación de fondos".
 
O esta otra https://bit.ly/2rytLw6 que dice:
 
"La exasesora de Francisco Camps en la gestación, preparación y desarrollo de las pruebas de la Fórmula 1, Belén Reyero, ha declarado ante la jueza de Instrucción 17, que investiga las irregularidades en la construcción del circuito, que Camps era conocedor del presunto amaño de contratos con las consultoras Typsa y Ayesa."
 
Se deja entrever que, presuntamente, la competencia entre las empresas no es más que una quimera, mera verborrea de la Patronal para echar a competir a los trabajadores entre nosotros mismos. Competir en vender más barata la fuerza de trabajo para sacar un mayor beneficio de nuestra explotación, y que asumamos que lo lógico es lo irracional y lo injusto, esto es, que la Patronal se apropie de la riqueza que nosotros, los trabajadores, generamos. Para ello, las Empresas no dudan en gastar ingentes cantidades en propaganda en medios de comunicación desde donde se dispersa su ideología y que los trabajadores aceptemos ese pensamiento como propio y único posible. Unos medios de comunicación que hacen propaganda sufragada por el propio Estado, de sindicatos que van en contra de los trabajadores y benefician a la Patronal –como por ejemplo hace la Junta de Andalucía financiando espacios de propaganda de UGT en canales de radio como ONDA CERO–. Todo ello demuestra que la única competencia –en términos de contienda– que hay es la de los Empresarios contra los trabajadores, y para que los Empresarios puedan sostener su sistema y vencer esta contienda o cruzada contra los trabajadores, requieren de medios de comunicación, sindicatos a su servicio, en definitiva, de un Estado afín que, sin duda, es sufragado por el trabajo realizado por la clase trabajadora. ¡Fijaos cuántos viven a costa de lo que hacemos los trabajadores!
 
Dice el artículo de Ingenio al que hacemos referencia que "Nuestros seguidores son los clientes. Adjudican sus encargos a sus equipos favoritos. Saben que cuentan con su entrega y esfuerzo, confían ciegamente en su victoria y pagan la entrada al estadio, siempre que esté a precios de mercado, naturalmente. Cuando nos ven fracasar, no sienten que defendamos sus intereses, ni cumplimos sus expectativas, nos silban y dejan de ir al campo.". La realidad es que los clientes son otras empresas cuyo objetivo es la obtención del mayor lucro económico. Esa es la ley del capitalismo, o como decía el ladrón Rodrigo Rato, "ese es el mercado, amigo". Las adjudicaciones de los contratos se hacen, en la mayoría de los casos, atendiendo a criterios económicos consistentes en la máxima obtención de plusvalor, esto es, arrebatarle al trabajador el máximo valor producido por éste; aunque por lo que se puede leer en prensa, a veces, esas adjudicaciones atienden a otros criterios igual de espurios, pero censurables y punibles atendiendo a la legalidad establecida.
 
No queríamos terminar sin reflexionar sobre tres frases del citado escrito. Señala:
  • "Las empresas que venden conocimiento se parecen mucho a los equipos de fútbol. Ambos negocios se basan exclusivamente en la capacidad de sus plantillas". Sin embargo, la política de AYESA AT es nefasta en términos de formación, esto es, en capacitar a su plantilla. De tal modo, que por los datos suministrados por la Empresa, en 2018, se han impartido 38 cursos formativos, de los que 17 de ellos son de inglés. De tal modo que, si computamos el número total de horas impartidas en formación por la Empresa en 2018 que, según nos han informado, ha ascendido a 10.290 horas, entre el número de trabajadores tenemos que, de media, cada trabajador ha recibido 7,47 horas de formación al año, o lo que es lo mismo, ni un día completo.
  • "Nosotros no acudimos todos los días a la oficina solo a cumplir laboralmente, venimos a competir". Los trabajadores de AYESA AT, al igual que todos los trabajadores del mundo, acudimos al trabajo a generar valor a cambio de un salario que es muy inferior al valor que generamos. Ciertamente, AYESA AT son sus trabajadores y trabajadoras, su conocimiento y buen hacer hizo que la Empresa en 2017 ingresase por Prestación de Servicios de la Plantilla la cifra de 103.201.903 euros. Esto significa que por cada euro que pagó la Empresa en salarios a la plantilla, la Empresa recibió 2,76 euros, es decir, el trabajador le retornó 2,76 euros con su trabajo.
  • "Nuestros rivales nos perciben con respeto e intentan quitarnos jugadores, para acabar integrándolos en peores equipos.". En AYESA AT los 'jugadores' se van voluntariamente todos los días como consecuencia de la agudización de la explotación, de la falta de formación y desarrollo profesional, de los salarios paupérrimos y del mal ambiente laboral impuesto por una Dirección que, en nuestra opinión, le interesa bien poco el sector de la consultoría informática.
 
Cuando el empresario habla a los trabajadores de competir, lo que nos está realmente diciendo es que debemos acceder a todas las rebajas en nuestras condiciones de vida y derechos que él considere, y le venga en gana, al objeto de mantener o incrementar su beneficio; lo que nos está diciendo es que la vida de los trabajadores y sus familias deben subordinarse a los intereses del propio empresario, cuyo único fin no es otro que enriquecerse a costa de nuestra pobreza material y espiritual.
 
Los trabajadores lo generamos todo y, por tanto, tenemos derecho a todo. Tenemos derecho a tener una formación profesional digna, que para eso la pagamos con lo que nos detraen de nuestras nóminas; tenemos derecho a vivir dignamente con unos salarios que así lo permitan, para eso trabajamos y generamos valor; y, sobre todo, tenemos derecho a ser dignos, libres y dueños de nuestras vidas anteponiendo nuestros intereses a los intereses egoístas de la Patronal.
 
Para defender nuestros intereses como trabajadores, para apuntillar a la desigualdad y acabar con la explotación, ¡Fortalece el sindicato de clase, únete y organízate a la Coordinadora Sindical de Clase!
 
 
¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, AFÍLIATE A CSC!
 
¡NO a los abusos laborales!
¡NO a los retrocesos laborales!
¡NO a la represión laboral!
¡NO a la represión sindical!
¡Readmisión de Luis Delgado! (con juicio en el TS favorable al trabajador por traslado discriminatorio)
 
SECCIÓN SINDICAL DE C.S.C. EN AYESA AT
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

CSC

FSM

Enlaces de interés

Coordinadora Sindical de Clase

Federación Sindical Mundial


Asamblea TIC

Copyright © Sección Sindical de la CSC en Ayesa AT Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger