sábado, 1 de abril de 2017

"La puerta de mi despacho la tenéis siempre abierta"



"LA PUERTA DE MI DESPACHO LA TENÉIS SIEMPRE ABIERTA"

La empresa es consciente de que el individualismo en los trabajadores es fundamental para que sus dueños ganen más, por eso ataca con vehemencia a los RLT y niega los derechos colectivos de los trabajadores.

Lo que hay que hacer es subir los salarios de los trabajadores y, mediante la negociación colectiva, establecer una política retributiva que eleve los salarios y reduzca la desigualdad salarial en la plantilla.
La Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce, en su artículo 23, el derecho a la libertad sindical. La Constitución Española recoge como derecho fundamental el de sindicarse libremente (art. 28) y afirma garantizar el derecho a la negociación colectiva (art. 37).
Hasta ahí la letra de lo que dicen las leyes. En la práctica, AYESA AT concibe al Comité de Empresa y a la única organización sindical que no ha urdido ni controla, CSC, como intrusos, como una penetración ajena y portadora de intereses distorsionantes en lo que debería ser una estructura privada unificada. Ella es la ley, es el legislador que no admite en su seno nada que contradiga su voluntad y la consecución de su objetivo: la obtención de máximo lucro. Para la Dirección de AYESA AT, a tenor de su práctica, los trabajadores somos un recurso, un instrumento que se usa y se tira, y que, como herramienta, considera que somos de su propiedad. Por ello, cree que debemos tener un comportamiento de sumisión a la voluntad del Empresario. El trabajador es un sujeto que debe adoptar el rol que le marca la Empresa y al que se debe controlar y limitar, incluso hasta en la conversación con otros trabajadores. La historia de esta empresa desde 2011, liquidando el tiempo de desayuno, poniendo cámaras en los ascensores, en los pasillos que van a los aseos, etcétera, evidencia las fórmulas disuasorias que emplea para que los trabajadores queden reducidos a la concepción que AYESA AT tiene y pretende de ellos.
Ante esa realidad, que no reconoce al trabajador como un ser libre perteneciente a una clase social cuyos intereses entran en colisión con los del empresario, como lo refleja la lucha por los salarios, sino como una herramienta, un factor más para obtener riqueza, no es de extrañar que AYESA AT vulnere los derechos sindicales de la plantilla o del sindicato CSC, como ya ha sido reconocido por la propia Justicia.
Es por ello que, desde que los trabajadores dimos el paso hacia delante de organizarnos colectiva y sindicalmente para luchar por nuestros derechos e intereses, para la Dirección de AYESA AT la estrategia fundamental ha sido combatir a la organización de los trabajadores, reprimir a la plantilla y tratar de mostrar, por todos los medios, que de nada vale la determinación de los trabajadores, ni sus derechos y que al final todo, absolutamente todo, queda subordinado a la voluntad de la Empresa, que se autoerige en todopoderosa.
Y mientras la Empresa niega sistemáticamente los derechos constitucionales (y humanos) de los trabajadores, mientras emplea sus medidas coercitivas con objeto de impedir la libre voluntad de los trabajadores —reconocida jurídicamente—, no duda siempre en reiterar, desde 2011, un mensaje a los trabajadores: "LA PUERTA DE MI DESPACHO LA TENÉIS SIEMPRE ABIERTA", a pesar de que siempre han ignorado las demandas de la Representación Legal de los Trabajadores.
El Comité de Empresa, la semana pasada, reiteró su voluntad de iniciar un proceso para abordar los graves problemas que los trabajadores tenemos:
  • Salarios ultracongelados que necesitan ser actualizados y que, por tanto, hay que subirlos para que la desigualdad salarial y la precariedad laboral disminuyan.
  • Hay que disminuir la temporalidad.
  • Se debe acabar con la represión contra la plantilla y sus representantes.
La respuesta de los que dicen que "LA PUERTA DE MI DESPACHO LA TENÉIS SIEMPRE ABIERTA" fue rotunda: negar la existencia de represión y señalar que "la empresa no se va a sentar con el Comité a negociar los salarios".
La pregunta que debemos hacernos los trabajadores es, ¿por qué la empresa actúa así, por qué tiene esa concepción reaccionaria negadora de los derechos de los trabajadores? La razón es sencilla, la empresa es plenamente consciente de que la única vía que los trabajadores tenemos para avanzar es hacerlo de manera colectiva y organizada; de lo contrario somos, como hemos dicho anteriormente, instrumentos humanos sometidos plenamente a la empresa y subordinados al capricho de su voluntad, de su objetivo de enriquecimiento máximo, despojándonos de nuestros derechos, de nuestra libertad, de nuestra condición de clase social.
Todo lo expresado aquí tiene una cuantificación material, es un reflejo de una realidad objetiva. Según los datos oficiales del INE y del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, entre los años 2009 y 2013 el incremento real de los salarios se ubicaa en el 3%, sin embargo, la subida salarial fruto de la negociación colectiva ascendía al 8,7%. En los sectores donde más fortaleza tiene la organización de los trabajadores los salarios son más elevados, como lo demuestra el anuario estadístico de España de 2015 del INE, donde se registra que el salario medio bruto anual en el sector de la Industria se encontraba en 26.636,27 euros, por los 21.887,76 euros del sector Servicios. Huelga decir que el sector de la Industria está mucho más sindicalizado y los trabajadores mucho más organizados que el sector servicios.

Las empresas, y sus gobiernos, cuando hablan de "flexibilizar las relaciones laborales" de lo que realmente hablan es de potenciar la negociación individual y liquidar la negociación colectiva con el objetivo de que la negociación sea lo más desigual y desequilibrada, es decir, para que pierda el trabajador y gane la empresa.
La historia y los hechos no deja lugar a dudas, los trabajadores únicamente tenemos el camino de la organización y de la negociación colectiva para avanzar en nuestras condiciones laborales y económicas. La apuesta por la individualidad es la apuesta por la derrota individual y del conjunto, donde perdemos TODOS LOS TRABAJADORES y sólo ganan los empresarios. De los trabajadores y trabajadoras depende nuestro avance ¡Demos un paso adelante! Organízate con la CSC y luchemos colectivamente por nuestros derechos!

"El Capital no tiene en cuenta la salud y la duración de la vida del obrero  si la sociedad no le obliga a tenerla en cuenta."
Carlos Marx.

NO a los abusos laborales, NO a los retrocesos laborales, NO a la represión laboral, NO a la represión sindical. Readmisión del Presidente del Comité.


SECCIÓN SINDICAL DE CSC EN AYESA AT

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

CSC

FSM

Copyright © Sección Sindical de la CSC en Ayesa AT Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger