viernes, 15 de mayo de 2015

El Grupo Ayesa sólo genera precariedad.

El pasado 13 de mayo apareció en El Confidencial un artículo (que os adjuntamos) firmado por el periodista Agustín Rivera titulado «Aeronáuticas andaluzas contratan a ingenieros "junior" para producir el A400M» en el que se hacen referencias a AYESA nada positivas. El artículo señala:

«Empresas de la industria aeronáutica andaluza contratan a ingenieros junior, con sueldos mileuristas, para asumir funciones de ingeniería de producción del programa del A400M, el avión siniestrado el pasado sábado en Sevilla.

[…] Los ingenieros y operarios de Airbus, reputados profesionales, cobran entre 30.000 y 40.000 euros, mientras que los ingenieros que trabajan para las contratas perciben entre 18.000 y 21.000 euros anuales.

[…] Ayesa Air Control Ingeniería Aeronáutica contrató en el año 2011 a un centenar de ingenieros recién salidos de la Facultad. En Toulouse, donde se fabrican, al igual que en Hamburgo, otras partes del avión A400M, los ingenieros de producción de este programa cobran unos 40.000 euros anuales y cuentan con al menos diez años de experiencia. Los ingenieros de línea de vuelo aumentan su salario "a base de horas extras los fines de semana, con jornadas que superan las 14 horas"».

El modelo laboral implementado durante décadas por los sucesivos gobiernos de PP-PSOE , los sindicatos CCOO y UGT y la patronal CEOE, en el marco del mal llamado "diálogo social" —que se reproduce en todos los sectores de la producción, como este de la aeronáutica—, se fundamenta en la imposición de la explotación más descarnada, de una precarización cada vez mayor y de un empobrecimiento de los trabajadores, modelo en el que no hay tiempo para un rodaje ni un aprendizaje progresivo. Hemos de recordar que en España fue el PSOE quien legalizó la subcontratación que fue ilegal hasta la década de los 80 del siglo pasado. 

Ese es el modelo empresarial de AYESA ADVANCED TECHNOLOGIES, por mucho que la Dirección se esfuerce en mostrar otro que nada tiene que ver con la realidad. Es el modelo en el que se despide a trabajadores con experiencia y sueldos medianamente decentes, se contrata a jóvenes trabajadores sin experiencia con salarios de 10.400 euros brutos anuales e, incluso, se les manda sin rodaje alguno a América Latina a trabajar, agudizándose la explotación laboral y negando en la práctica el derecho del trabajador a la formación profesional. En el artículo hemos visto reflejadas las horas extraordinarias y las maratonianas jornadas laborales, todo ello en un país con más de 2 millones exiliados y en torno a 6 millones de parados. Esta es la indigna realidad laboral diseñada por los empresarios e implementada por sus partidos políticos (PP y PSOE) y sus sindicatos (CCOO y UGT).

Con esta realidad, los trabajadores no sólo se empobrecen económicamente, sino que su salud mental se deteriora por la presión generada contra el trabajador, consecuencia de unos ritmos de trabajo más acelerados e intensos, jornadas de trabajo maratonianas, falta de formación profesional, sobrecargas de trabajo como consecuencia de las reducciones de plantilla, etcétera.  Recordemos que la evaluación de riesgos psicosociales realizada en junio de 2014, como consecuencia de una denuncia realizada en Inspección de Trabajo por miembros de Parato2 en el anterior Comité de Empresa, ha puesto sobre el tapete toda esta realidad como riesgo MUY ELEVADO, y la Dirección de la Empresa no ha hecho absolutamente nada al respecto.   Todo esto se refleja en que, en plena crisis económica, en estos últimos años, desde que AYESA entró en el accionariado, en torno a 230 trabajadores se han ido voluntariamente (cifra que parece ser va a seguir en aumento) como consecuencia de lo mencionado anteriormente, de la enorme erosión mental del trabajador y del clima laboral paupérrimo, insostenible e insoportablemente que ha construido la Dirección de AYESA AT.

Todo lo que estamos viviendo es la consecuencia de que se intenta alejar las tomas decisión que corresponden a los trabajadores de los centros de trabajo, de las asambleas de trabajadores y de sus comités de empresa, y se depositan en cúpulas sindicales totalmente alejadas de los trabajadores y con prebendas del estado y, como vimos en el artículo de El País de febrero de este año sobre COMFIA-CCOO, con sobresueldos entregados por los propios empresarios a sindicalistas que firman acuerdos donde los trabajadores no intervienen para nada.

Hay solución, los trabajadores y trabajadoras debemos organizarnos para conquistar condiciones que hemos tenido y hemos perdido como consecuencia de nuestro alejamiento como clase, hecho este aprovechado por los oportunistas para obtener beneficio propio a costa de deteriorar las condiciones del conjunto de los trabajadores. CSC defiende el sindicalismo de clase, el sindicalismo donde los trabajadores como clase deben situarse en primera persona en la lucha, siendo, mediante la participación en sus órganos de decisión —asamblea de trabajadores y Comité— protagonistas en la lucha y en las tomas de decisión con el objetivo de conquistar derechos y mejoras laborales. Como podéis comprobar, cuando los trabajadores actúan de esa forma, como por ejemplo está pasando en la lucha de los trabajadores de las subcontratas de Telefónica-Movistar, no sólo son capaces de dignificarse con su lucha, sino de abrir puertas y forzar al empresario a negociar e interceptar todas las maniobras realizadas por él y todos sus instrumentos (los medios de comunicación y los sindicatos a su servicio, CCOO y UGT, que les firman los ERE y los retrocesos y les legalizan condiciones laborales cada vez peores).

¡Tu implicación es determinante. Fortalece al sindicalismo de clase, afíliate a la CSC!



Sección Sindical de la Coordinadora Sindical de Clase (C.S.C.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

CSC

FSM

Copyright © Sección Sindical de la CSC en Ayesa AT Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger