martes, 29 de noviembre de 2022

La empresa sigue sin aportar la documentación que está obligada por ley para la negociación del Plan de Igualdad (28-11-2022)

En el día de ayer, lunes 28 de noviembre, tuvo lugar una nueva reunión de "negociación" del Plan de Igualdad, una semana después de la anterior, aquella donde todas las secciones sindicales nos levantamos de la mesa ante la falta de respeto de la dirección para con los trabajadores por incumplir nuevamente su compromiso de aportar la documentación sobre la auditoría salarial y la valoración de puestos de trabajo. Documentación que debía haber estado sobre la mesa desde el inicio de las negociaciones, según indica claramente la ley, pero que a día de hoy seguimos sin disponer de ella.

La falta de respeto hacia la plantilla y la constatación de mala fe en la negociación es tal que, pese al desplante del banco social en la anterior reunión, la dirección con la soberbia y el desprecio que le caracteriza persiste en no aportar la auditoría salarial, el registro retributivo y la evaluación de los puestos de trabajo, a pesar de ser obligatorio para poder realizar el diagnóstico del Plan de Igualdad y estando obligada por ley a entregarlos —al tener más de 50 trabajadores— negando de facto la negociación, dejando bien patente que la Empresa no quiere negociar un Plan de Igualdad, sino que lo que quiere es que firmemos lo que a ella le venga en gana, que no es otra cosa que una traición contra la plantilla, cosa que ASC no va a hacer.

Y es que la empresa es plenamente consciente de que si se hiciera un diagnóstico medianamente riguroso donde hubiera transparencia, saldría a la superficie toda la miseria y desigualdad generada por sus políticas nocivas contra los trabajadores y las trabajadoras, demostrándose que el Plan de Igualdad de traición suscrito en 2019, lejos de reducir la desigualdad, la ha acrecentado, por eso la ocultación, por eso la negación de la información, por eso la mala fe que denota que la Empresa no quiere una negociación, sino que los trabajadores lancemos piedras sobre nuestro propio tejado y le firmemos un cheque en blanco para incumplir con impunidad, como lleva haciendo desde que se firmó el plan de igualdad de traición.

Esta actitud de desprecio a la plantilla, incrementada por su triunfo electoral y la baja participación de la plantilla en las elecciones sindicales, también es consecuencia de la permisividad de los sindicatos que obtuvieron la representación mayoritaria en las pasadas elecciones, UGT/CCOO, y que como sostenemos desde el principio en ASC, la negociación debería romperse tajantemente mientras la Empresa continúe actuando de mala fe despidiendo y agrediendo a los trabajadores, negando el derecho a la información a los sindicatos, y pretendiendo hacernos comulgar con ruedas de molino como son las conclusiones realizadas por la dirección de la Empresa, que no se las creen ni ellos mismos.

Que a día de hoy la negociación siga viva sin que se cumplan las mínimas condiciones es responsabilidad de UGT/CCOO, y el propósito por el que la empresa articuló el pucherazo electoral, para otorgar a sus secciones sindicales la mayoría, y a partir de ahí, poder justificar que cumple lo que le exige la ley sin cumplirla.

Para la presentación de la auditoría retributiva, la empresa invitó a la reunión a exponer su contenido a las personas de la compañía externa a la que encargaron su elaboración, la empresa Mercer. Las contradicciones entre sus intervenciones y las de los miembros de RRHH dejaron en evidencia nuevamente el nivel de chuleo con el que la empresa está llevando la negociación. Eso ha dejado al descubierto las mentiras que nos sueltan como excusa, pues han reconocido llevar elaborando la auditoría un par de meses, desde septiembre/octubre, mientras en la mesa de negociación nos venían dando largas desde que se conformó la Mesa allá por la primavera, diciendo que estaban trabajando en ello. Igualmente la empresa externa ha desvelado el incumplimiento de la ley que hace la dirección, pues al preguntar por cuestiones que debería incluir la valoración de puestos de trabajo, nos ha remitido al registro retributivo anual al que tenemos derecho, pero que como todos sabéis llevan dos años sin aportar, pese a los requerimientos de Inspección de Trabajo. La Empresa no duda en aportar toda la información a una empresa externa, Mercer, y en cambio no duda en negarla a la representación de los trabajadores demostrando que tiene mucho que ocultar.

El despropósito del trabajo presentado es tal que en su conclusión final afirma haber un 0% de desigualdad retributiva en el conjunto total de la plantilla. Tal sinsentido se debe a la suerte de trampas que han utilizado para la elaboración de esa supuesta "auditoría" que nada tiene que ver con lo que la ley dice que nos deben hacer entrega.

  • Así en primer lugar han utilizado una metodología de hace más de 20 años, cuyo propósito en nada se asemeja a lo que la reciente ley, de apenas dos años, obliga a analizar. Si bien la ley en materia de igualdad trata de determinar la desigualdad salarial en cada puesto de trabajo, en base a las funciones y actividades propias de cada uno, los datos presentados por la empresa externa se han centrado en un impacto de dichos puestos en el resultado para el negocio, asignando además arbitrariamente unos valores a cada puesto que igualmente no han justificado. En ningún momento han valorado las funciones y actividades propias de cada puesto, que es lo que pide la ley.

  • Para abordar esta auditoría, se han basado en una clasificación por roles propia de la empresa, pero no han dado una definición de las mismas, salvo su nombre. Una clasificación que además han negado con excusas vagas a aportar su equivalencia con las categorías profesionales regulados en el convenio, lo que permitiría a cualquier persona determinar si se encuentra en clara situación de discriminación salarial, comparando su puesto de trabajo. Tal como han abordado, la inclusión en un rol u otro es algo ambiguo que impide comparar salarialmente los puestos de trabajo. Es decir han elaborado una valoración de puestos que no sirve absolutamente para nada.

  • De igual forma, para hacer el cálculo de las medias retributivas, han agrupado diferentes roles según el impacto anterior calculado arbitrariamente, con lo que el despropósito en la comparativa agrupa a roles tan distanciados salarialmente como serían el Analista de proyecto con un Técnico de soporte. Esto a su vez hace aún más increíble la conclusión final del 0% de desigualdad.

  • También han eliminado convenientemente del estudio las categorías de directivos, tratando de evitar poner de manifiesto el enorme abismo que hay en desigualdad retributiva con el resto de la plantilla. Y es que un director cobra entre 4 y 6 veces lo que cobra un trabajador/a medio.

  • La empresa se resiste a mostrar su política salarial, ocultando los complementos salariales y extrasalariales. ¿Por qué lo oculta? Pues porque es una información que demostraría la enorme desigualdad que hay en la empresa y que, sin duda, haría abrir los ojos a muchos compañeros y compañeras.

  • Sin embargo, de la evaluación del valor aportado al negocio de cada uno de los puestos de trabajo, junto con su distribución en la plantilla, sí que arroja unos datos que certifican la ilegalidad en la que la empresa basa su negocio, el incorrecto encuadre en la clasificación profesional. En el informe presentado han determinado que los puestos de menor impacto en la compañía están cubiertos por menos del 4% de la plantilla. Lo cual corrobora el elevado desempeño de la mayoría de la plantilla, en contraste con un encuadre mayoritario en categorías y sueldos mínimos o muy inferiores al trabajo que desempeñan.

  • Por último, en la presentación se nos ha justificado el 0% de desigualdad retributiva mediante el argumento de su compensación entre los diferentes niveles de la escala auditada, siendo favorable a las mujeres en los niveles de impacto inferiores. No sólo sacan una conclusión mediante el artificio de comparar impactos (que no puestos) diferentes, sino que además quieren hacer ver positivo que las mujeres se encuentren beneficiadas en los puestos de peor valoración de negocio (cuestión además nada tiene que ver con los puestos de trabajo ni la actividad desempeñada).

En definitiva, hemos asistidos a una reunión que se ha parecido más a un juego de trileros que a una negociación, y donde el propósito ha seguido siendo el mismo, aparentar que negocian mientras marean la perdiz hablando de cuestiones que nada tienen que ver con un plan de igualdad, ni con una auditoría retributiva o una evaluación de los puestos de trabajo, aportando datos con los que ocultar la desigualdad y las ilegalidades que la empresa comete a diario, así como el desfase de los sueldos de la directiva con el resto de la plantilla, que evidencia el grado de explotación que la dirección impone, de forma impune con la connivencia de las secciones sindicales traidoras de UGT/CCOO.

 

¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, AFÍLIATE A ASC!

¡NO a los abusos laborales!

¡NO a los retrocesos laborales!

¡NO a la represión sindical!

SECCIÓN SINDICAL DE A.S.C. EN AYESA AT

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

ASC

FSM

Enlaces de interés

XVII Convenio Consultoría (2017-19)
Estatuto de los trabajadores

CSC Everis
CSC Sevilla
Coordinadora Sindical de Clase
Federación Sindical Mundial
Tus Permisos Asamblea TIC

Copyright © Sección Sindical de la ASC en Ayesa AT Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger