martes, 3 de noviembre de 2020

Para RRHH no concurren circunstancias para teletrabajar al 100%


Nivel de alerta máximo (4), cierres perimetrales y toques de queda en la mayor parte del territorio nacional, 449 municipios andaluces y 3 provincias confinados, Sevilla supera el nivel de contagios de la primera ola… pero para RRHH no concurren circunstancias para teletrabajar al 100%



El desprecio de la dirección de Ayesa por la salud de la plantilla es absoluto, y la decisión de obligarla a exponerse al contagio en las oficinas de esta forma tan innecesaria o a sufrir un simple accidente in itinere con el nivel de saturación de los hospitales, sólo puede entenderse desde una posición de soberbia y falta de empatía con los trabajadores y su salud.


Imagen

El pasado día 23 de octubre, ante la inminente declaración del estado de alarma por parte del Gobierno, que finalmente tuvo lugar el día 25, motivada por la situación sanitaria asistencial crítica y de aumento exponencial del contagio en la mayoría del territorio del Estado, desde CSC entregamos una propuesta de contingencia para que el 100% de la plantilla del Estado español vuelva al teletrabajo, tal como ocurrió en el anterior estado de alarma, urgiendo a la dirección a llevar a cabo las siguientes medidas de prevención y conciliación ante la gravedad de la situación:


  • Restablecer el teletrabajo del 100% de la plantilla, en especial al personal de riesgo, así como al personal con hijos y/o familiares dependientes a su cargo.

  • Permitir la adaptación de la jornada de los trabajadores en los términos previstos en el artículo 34.8 del Estatuto de los Trabajadores.

  • Aceptar todas las solicitudes del plan MECUIDA que presenten los trabajadores y trabajadoras, sin discriminación alguna


En la propuesta entregada también solicitamos lo siguiente:


Asimismo, estamos abiertos a celebrar una reunión presencial con uds., incluso bajo las medidas restrictivas anunciadas por la Junta de Andalucía (máximo de 6 participantes: 3 miembros de CSC y 3 miembros de la empresa) para discutir la propuesta arriba indicada.


Imagen

En la noche del 28 de octubre, el Presidente de la Junta de Andalucía comunicó el cierre perimetral de Andalucía y 449 municipios por encontrarse en nivel de alerta 4, el nivel máximo de alerta. La misma situación que otras 12 comunidades autónomas en España.


Imagen

A día de hoy se ha superado ya el volumen de contagios de la primera ola en la provincia de Sevilla, sin embargo, pese a la extrema gravedad de la situación, la empresa no tuvo a bien contestar a nuestro escrito reclamando el teletrabajo hasta el pasado viernes 30, 7 días después de la solicitud de reunión. La contestación fue la siguiente:


Les insistimos en que, en estos momentos, no concurren circunstancias que obliguen a la realización de toda la actividad laboral en modalidad de teletrabajo o la adaptación de las jornadas de trabajo sin tener en consideración las circunstancias personales y los perjuicios organizativos y productivos para los clientes a los que prestamos servicios. Y todo ello cuando las normas dictadas por las Autoridades permiten expresamente los desplazamientos por causa justificada como es la prestación de servicios profesionales.


Por último, nos llama poderosamente la atención por su incongruencia la solicitud de reunión "presencial" para discutir las medidas que proponen, ya que supuestamente pretenden evitar este tipo de situaciones para la plantilla.


Ante esta respuesta, podemos extraer varias conclusiones:


  • La dirección demuestra un nivel nulo de empatía por una plantilla a la que obliga a acudir presencialmente a la oficina, tomándose una semana en contestar a una reclamación de medidas preventivas para su salud, semana en la que además las condiciones de gravedad en el contagio se han duplicado.

  • Niega sentarse a negociar con la sección sindical de CSC, al contrario de lo que hace con su sección sindical, UGT, con quien, según ellos mismos, se reúnen con bastante frecuencia para tratar este mismo tema, dejando claro cuáles son sus preferencias a la hora de "negociar". Y esto es así pues UGT es la muleta que les sirve para aplicar medidas contra los trabajadores.

  • Demuestra un cinismo e hipocresía monumental, que les lleva a una ceguera para valorar la gravedad actual de la situación, pareciendo estar viviendo en un mundo diferente al del resto de los mortales, y por la que entienden que "no concurren circunstancias que obliguen...", cuando, sin embargo, sí que vieron claro el cambio de circunstancias cuando aplicaron su particular desescalada tras el confinamiento, de manera que abandonaron el teletrabajo argumentando la evolución positiva de la pandemia, mientras que ahora que ha evolucionado hacia una gravedad superior a la de entonces, las circunstancias ya no obligan al volver al teletrabajo.

  • Demuestran que la salud de la plantilla se encuentra en un nivel de prioridad secundario, por debajo de sus intereses económicos, por lo que la política de prevención que están dispuestos a llevar a cabo es la mínima imprescindible a la que les obligue la ley (según su interpretación de la ley), y que menor coste le suponga.

  • Manifiestan como excusa para no volver al teletrabajo los perjuicios productivos y organizativos para los clientes, cuando por un lado, durante el confinamiento fueron los clientes los que alabaron la productividad del teletrabajo, y por otro, a los clientes se le está dando servicio igualmente de manera telemática desde las oficinas. Por contra, es evidente que la modalidad Hot-Desk es notablemente menos productiva, por el desorden y la desconcentración que supone no trabajar siempre en el mismo sitio, así como la precariedad material de los puestos de trabajo, que obliga al inicio de la jornada, a perder el tiempo en limpiarlo, y en resolver las incidencias de la falta de cableado, monitor, teclado, etc.

  • Por lo absurdo de las excusas, la pretensión de mantener la actividad presencial parece esconder como motivación la de deshacerse a coste cero del personal con condiciones salariales decentes, obligándolos a la baja voluntaria con el chantaje del contagio, importándoles más el hacerse de una plantilla joven que puedan despedir con costes ínfimos, a mantener el conocimiento y la experiencia.

  • Demuestran un nivel de incompetencia elevado en comparación con el resto de empresas del sector al reconocer no poder gestionar a una plantilla de manera productiva en la modalidad de teletrabajo, como se está llevando a cabo en todo el sector.

  • Y, por último, demuestran un clasismo vomitivo, obligando a la plantilla a la actividad presencial, una receta que no se aplican para sí mismos, rechazando reunirse presencialmente con CSC para preservarse del contagio, el cual nos lo reservan para el resto.


Como os informamos en nuestro comunicado del pasado viernes 30, las autoridades sanitarias establecen para el ámbito del trabajo, y en condiciones generales, "Fomentar al máximo el teletrabajo" desde el nivel de alerta 1, el más bajo de ellos, así como:


"Acudir al trabajo de manera excepcional para actividades o reuniones precisas siempre que se mantengan las medidas de distanciamiento físico e higiene y prevención."


desde el nivel 3 de alerta.


Como se puede ver, la dirección de la empresa se acoge a las directrices de las autoridades que más le interesan, pero no tiene inconveniente en ignorar a las autoridades sanitarias, abandonando el teletrabajo cuando la situación requiere fomentarlo, y no reuniéndose presencialmente en el formato 3+3, aplicando todas las medidas de prevención, cuando es precisamente una de las actividades que las autoridades indican como excepción al teletrabajo. ¿Quiénes son los incongruentes, los que seguimos las recomendaciones a rajatabla o los que se escudan en la "falta de obligatoriedad" para imponer a la plantilla el trabajo presencial al mismo tiempo que se escudan en las recomendaciones sanitarias para no dar la cara ellos mismos en una reunión que casualmente es una excepción a dichas recomendaciones?


Una dirección que constituye en sí misma un despropósito monumental, que se aferra a una política irracional, irresponsable y negligente, se merece que la plantilla a la que utiliza y expone innecesariamente a un riesgo grave e inminente y probable de contagio le haga frente y se movilice hasta hacerles dar marcha atrás en su actitud.


Ya han dejado claro el desprecio por nuestra salud, pues para ellos no somos más que un número, en tu mano está hacer que esta situación no se perpetúe, y si queremos hacernos respetar y proteger a nuestras familias debemos actuar de forma colectiva, formando parte activa de la organización de los trabajadores que desde CSC construimos día a día.


¡Fortalece el sindicalismo de clase, afíliate a CSC!


 

¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, AFÍLIATE A CSC!

¡NO a los abusos laborales!

¡NO a los retrocesos laborales!

¡NO a la represión sindical!

SECCIÓN SINDICAL DE C.S.C. EN AYESA AT


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

CSC

FSM

Enlaces de interés

XVII Convenio Consultoría (2017-19)
Estatuto de los trabajadores

CSC Everis
CSC Sevilla
Coordinadora Sindical de Clase
Federación Sindical Mundial
Tus Permisos Asamblea TIC

Copyright © Sección Sindical de la CSC en Ayesa AT Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger